Luciano Arruga

20 10|2014
Esteban Rodríguez Alzueta

La desaparición indiferente de personas

Por Esteban Rodríguez Alzueta * Después de 30 años de democracia, las policías siguen siendo la misma maldita policía. Pasaron presidentes y gobernadores, rotaron funcionarios, pero las policías continuaron en sus prácticas. También los jueces y fiscales. Si la policía puede ensañarse con los pobres será porque no se siente llamada a tener que rendir cuentas con nadie. La policía es una institución descontrolada y la Justicia, otra institución pituca, clasista, que mira a los pobres por el ojo de la cerradura, es decir, a través de sus escribas que, dicho sea de paso, suelen cuidarle la...